Si no hay matrimonio para todas y todos, hay discriminación

Desde 100% diversidad y derechos, decimos “Todos los derechos para todos y todas” porque creemos que lesbianas, gays, bisexuales y varones y mujeres trans debemos gozar de todos los derechos que nuestra Constitución garantiza para todas y todos los ciudadanos.

No pedimos un “matrimonio gay”, sino simplemente que el matrimonio –una institución civil- incluya en igualdad a todas las personas, independientemente de la orientación sexual; como también reclamamos la sanción de las leyes que permitan el cambio de identidad de género y reasignación de sexo para que las personas que integran el colectivo de varones y mujeres trans puedan ejercer plenamente su ciudadanía.

Hoy, que estamos muy cerca de lograr la igualdad jurídica para millones de personas, aparecieron los/as que dicen “está bien que tengan los mismos derechos, pero con una Ley de Unión Civil alcanza, no es necesario que se amplíe el matrimonio”. Y el nombre sí importa, porque sino hay matrimonio para todos y todas, hay discriminación.

La derecha y la jerarquía de la iglesia católica se aferran al nombre como una forma de perpetuar la desigualdad, pero no es la primera vez que lo hacen.

Cuando la lucha de las mujeres logró el derecho al voto  dijeron: “que se llame derecho a la participación política de las mujeres”. También se opusieron al divorcio, a la ley de salud sexual y reproductiva, a la prevención del vih y sida y hoy se oponen a que todos y todas accedamos al matrimonio.

Resulta llamativo que algunos/as diputados y diputadas que habían comprometido públicamente su respaldo a la igualdad, que implica el mismo instituto -el matrimonio, en este caso- para todas las orientaciones sexuales, hayan firmado luego un proyecto de “Unión Civil” en una maniobra que pretendía que lleguen los dos proyectos al recinto. Tal es el caso de la Presidenta de la Comisión de Familia, la Diputada Claudia Rucci, ojala que al momento de votar recuerde que dio su apoyo al matrimonio para todos y todas.

Obviamente que la sanción de esta reforma, como las que reclamamos para el colectivo trans, no resolverán automáticamente la discriminación y la exclusión social que sufrimos lesbianas, gays, bisexuales y trans pero sin ningún lugar a dudas serán un gran avance jurídico, social y cultural.

En primer lugar porque con estás leyes cesara una de las peores discriminaciones: la que produce el propio Estado, segundo porque generaran mejores condiciones para la inclusión social de la diversidad sexual y finalmente porque ayudaran enormemente a la construcción de un cambio cultural que permita reducir los niveles de discriminación y violencia que generan la homo, lesbo, bi y trans fobia.

Durante la “ronda de dialogo” el Cardenal Bergoglio entregó un documento del Episcopado donde afirman: “es el momento de privilegiar la sanción de leyes que respondan a las necesidades reales de nuestro pueblo, y no de detenerse en opciones fijadas por intereses que no tienen en cuenta la naturaleza de la persona humana, de la familia y de la sociedad”, en obvia referencia a los proyectos de Ley sobre aborto y la ampliación del matrimonio a parejas del mismo sexo.

Vaya como respuesta lo expresado por el Presidente Español, José Luis Rodríguez Zapatero, en ocasión de la votación de la modificación del Código Civil en ese país: “No estamos legislando, Señorías, para gentes remotas y extrañas. Estamos ampliando las oportunidades de felicidad para nuestros vecinos, para nuestros compañeros de trabajo, para nuestros amigos y para nuestros familiares, y a la vez estamos construyendo un país más decente, porque una sociedad decente es aquella que no humilla a sus miembros”.

El miércoles 28 de abril se vota nuestra igualdad. ¡Vayamos todos y todas al Congreso!

Share

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Derechos, Noticias

2 Respuestas a “Si no hay matrimonio para todas y todos, hay discriminación

  1. charls

    Excelente el articulo, no ha libreta rosa! gay, lesbianas y trans tenemos los mismos derechos asi que vamos por ello, por una sociedad en igualdad!
    Ahora, una pena que estemos en medio de los vericuetos de la politica oficialismo vs oposicion! no nos lo merecemos, exigamos que se debate ya! el matrimonio!!! y por supuesto que se apruebe la ley!

  2. Nos alegra que te haya gustado! Es muy importante dejar en claro que no queremos leyes “apartheid” porque son discriminatorias. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s