Un histórico avance en la lucha por la igualdad

En la madrugada del 5 de mayo de 2010, el Congreso Nacional otorgó media sanción a la reforma del Código Civil que permite que lesbianas, gays, bisexuales y trans podamos contraer matrimonio y acceder, en un plano igualitario, a todos sus derechos y deberes.

Fue una jornada histórica, un gran avance en el camino hacia el reconocimiento de derechos que hoy necesita de una Cámara de Senadores que transformé en ley el fruto de la lucha de años de las organizaciones y activistas de la diversidad sexual.

Que quede claro: no es la ley del “matrimonio gay”, es una la ley que permite acceder al matrimonio a todos y todas sin discriminación. Es la “Ley de la Igualdad”, porque equipara los derechos de las familias diversas con los derechos de las familias heterosexuales.

De la estéril disputa en la cual está enfrascado el parlamento, los y las representantes del pueblo salieron –momentáneamente- con el debate y votación de la media sanción de una legislación que nos reconoce como ciudadanos plenos de derechos. Es una ley que viene a traer tranquilidad y felicidad por eso, éste es un  triunfo de todos y todas.

Cuando absolutamente todos/as los/as habitantes podamos casarnos con la persona que amamos o podamos gozar del derecho a elegir no casarnos, se acabará con la discriminación que comete hoy el propio Estado y se estará enviando así un contundente mensaje a toda la sociedad.

En el marco del bicentenario, aspiramos también, a poder vivir en una Argentina que les diga a los miles de jóvenes lesbianas, gays, bisexuales y trans que este país no los condena a vivir encerrados en un armario, ni clandestinamente, ni con miedo a ser discriminados, ni con vergüenza por ser quienes son.

La democracia Argentina ha comenzado un proceso que debe culminar saldando la deuda que aún tiene con millones de ciudadanos y ciudadanas. A la igualdad jurídica habrá que sumarle la igualdad social, y para eso se debe desarrollar e implementar un plan urgente de igualdad de oportunidades y trato, una verdadera política publica para garantizar la inclusión social, laboral, sanitaria y educativa del colectivo de la diversidad sexual, especialmente de los jóvenes y de las mujeres y varones trans.

Reivindicamos la campaña impulsada por la Federación Argentina LGBT “Los mismos derechos con los mismos nombres” que fue el comienzo de esta lucha por un matrimonio para todas y todos, y que permitió el avance de la visibilidad de nuestras familias e impulsó, entre otras muchas acciones, las presentaciones de decenas de recursos de amparo que ya han permitido la concreción de matrimonios por sentencias favorables de jueces/zas, entre los que se encuentran los de nuestras compañeras Norma Castillo y Ramona Arevalo, y Carlos Álvarez y Martín Canevaro. Gracias al trabajo político y social de todos/as los activistas esta media sanción hoy es un hecho.

También queremos resaltar y bregar para profundizar la unidad alcanzada de todo el movimiento de la diversidad sexual que fue, para nosotros/as, uno de los factores decisivos de esta conquista de derechos. Un movimiento tan diverso debe caminar unido hasta el final del arco iris!

Las fortalezas de la ley de la igualdad

El logro de esta mayoría a favor de la ley de matrimonio para todos/as, además de ser una conquista del movimiento de la diversidad sexual, fue posible también gracias al trabajo político de consenso de algunos/as diputados/as, al aporte de especialistas del sector académico y al apoyo de la sociedad y de los medios de comunicación, entre otros.

Un reconocimiento particular se merecen las autoras de los dos proyectos de ley, Silvia Augsburger y Vilma Ibarra. Esta última, como presidenta de la Comisión de Legislación General, puso en temario el debate sobre nuestros derechos por primera vez en la historia del Congreso, garantizando la pluralidad de opiniones, convocando a especialistas de diferentes disciplinas y dando lugar a la participación de todas las organizaciones del movimiento de la diversidad sexual. Fruto de este proceso, la ley de la igualdad llegó al recinto ampliamente debatida, con la intervención de distintas voces de la sociedad y de manera pública, no a puertas cerradas.

Especialmente queremos destacar a los partidos políticos que, como tales, respaldaron por unanimidad la Ley de la Igualdad: el Partido Socialista, el Partido Generación para el Encuentro Nacional (GEN), el Nuevo Encuentro y el interbloque Proyecto Sur.

Los votos positivos llegaron desde todos los bloques políticos y este consenso plural se transformó en una de las fortalezas que caracteriza esta media sanción. Así, queremos destacar a los/as diputados/as que posibilitaron, en estos meses, esta suerte de “transversalidad”: Juliana Di Tullio (Frente para la Victoria), María Luisa Storani (Unión Cívica Radical), Mónica Fein (Partido Socialista), Margarita Stolbizer (GEN), Cecilia “Checha” Merchan (Proyecto Sur), Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro), Marcela Rodriguez (Coalición Cívica).

De la misma manera, existieron intervenciones en el recinto que por su solidez, aporte y/o compromiso se transformaron en piezas fundamentales para el apoyo a nuestros derechos: Agustín Rossi, Alejandro Rossi y Adriana Puiggros (Frente para la Victoria), Ricardo Gil Lavedra (Unión Cívica Radical), Felipe Solá (Peronismo Federal), Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro) y Ricardo Cucovillo (Partido Socialista).

Finalmente, queremos destacar el voto positivo de dos líderes políticos: Ricardo Alfonsín y Néstor Kirchner quienes dieron un mensaje al interior de sus partidos a favor de la sanción de la ley.

Ni un voto a la discriminación

Es importante que sepamos quién y con qué discurso votó en contra de acabar con la discriminación por orientación sexual en el acceso al matrimonio y sus derechos. La sesión histórica del 4 y 5 de mayo, dejó al desnudo las posiciones de dirigentes que forman parte de la vida política de nuestro país y que deberían ser los encargados de velar por el respeto a la Constitución Nacional y de legislar para el bienestar de todos/as los habitantes de nuestro país.

Aquí, el listado completo de las votaciones

Entre los votos negativos, se debe poner especial atención a aspirantes incluso a candidaturas a la fórmula presidencial como Francisco de Narvaez y Gabriela Michetti.

La ex vicejefa de Mauricio Macri y líder del PRO tuvo la particularidad, al igual que Claudia Rucci (Peronismo Federal), de formular declaraciones hacia la ciudadanía asegurando que defendían nuestros derechos y que apoyaban el matrimonio entre personas del mismo sexo y terminaron votando en contra de la Ley de la Igualdad.

Ahora, el Senado

Mucho se dice sobre las dificultades que deberemos afrontar para que esta media sanción se trate y se apruebe con la votación de los/as senadores nacionales. Pero nunca es fácil el camino hacia la igualdad y nos sentimos con muchas fuerzas y mucho apoyo para transformar este sueño en realidad.

También esperamos con muchas expectativas la decisión de la Corte Suprema de Justicia que debe tachar de inconstitucionales los artículos del Código Civil que impiden la igualdad.

Creemos que es necesario constituir un gran Frente por la igualdad de derechos de la diversidad sexual que esté integrado por distintas fuerzas políticas, organizaciones de derechos humanos, entidades sindicales, personalidades de la cultura, de la educación, del deporte, de los medios de comunicación, entre otros/as.

En definitiva, trabajaremos para una gran articulación que exprese la pluralidad de la sociedad y traduzca los apoyos mayoritarios que desean una Argentina mejor, mas inclusiva, mas justa, en definitiva, mas democrática.

Sumate!

Share

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Derechos, Noticias

2 Respuestas a “Un histórico avance en la lucha por la igualdad

  1. TOMATO

    Es bueno que tomemos consciencia de todo lo que está en juego cuando se habla de derechos y de diversidad. La discriminación tiene consecuencias sociales que comienzan con el genero y se ramifican a todos los niveles que hacen a la dignidad de las personas. La violencia que esto implica excede el tema de la sexualidad (que no es menor) y compromete el equilibrio social que se altera cuando no hay justicia.

  2. fabian

    Muy buena la nota. No vamos a parar hasta que la igualdad ante la ley sea reconocida en todo el planeta. Sigamos participando en los foros de discusion the Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Peru para generar momentum y hacer el efecto domino hacia todo el continente. Gracias a las diputadas y diputados que votaron por la igualdad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s