La homofobia institucionalizada cobra otra víctima en Uganda

El activista ugandés David Kato fue asesinado a golpes luego de que un diario local publicara su foto junto con la de otras personas LGBT, incitando a la población a “colgar a los homosexuales” en defensa de los valores de la sociedad.
100% Diversidad y Derechos llama a todos los países hermanos a que exijan al gobierno de Uganda el esclarecimiento del hecho y la finalización de políticas de discriminación e incitación a la violencia contra la comunidad homosexual.

David Kato, un importante activista gay amenazado con la horca desde la primera plana de un diario de Uganda, fue brutalmente asesinado a golpes en su casa de Kampala el jueves 27 de enero de 2011.

Kato colaboraba en la defensa de los derechos LGBT para la organización Minorías Sexuales de Uganda (SMUG, su sigla en inglés), que confirmó su asesinato a través de una gacetilla de prensa.  Era uno de los querellantes en la causa que se inició y fue ganada contra el diario ugandés Rolling Stone a principios de este mes, por haber publicado en su portada las fotos de varias personas “acusándolas” de pertenecer a la comunidad LGBT.

“David estuvo recibiendo amenazas desde que su foto salió en la portada de diario sensacionalista Rolling Stone que incitaba a colgar y asesinar a todos los homosexuales”, dijo la organización SMUG.  “La muerte de David sucede en el preciso momento en que la Corte Suprema de Uganda condena la incitación a la violencia contra la comunidad homosexual en el marco del respeto a la privacidad y dignidad humana.

El diario inglés “The Guardian” informa que Kato fue apaleado hasta morir y qie varios testigos vieron como un hombre abandonaba la escena del crimen en un auto a toda velocidad.

SMUG exigió a la policía y al gobierno de Uganda a investigar seriamente el asesinato, y a los líderes religiosos, políticos y medios de comunicación a dejar de demonizar a la comunidad homosexual.  David Behati, un congresal estrechamente vinculado al movimiento de Evangelistas norteamericano, mientras tanto, continúa promoviendo una ley que llegaría a castigar con pena de muerte a personas LGBT.

Val Kalende, miembro de la organización Freedom and Roam Uganda aseveró que la muerte de David es el resultado del odio que fue implantado por los evangelistas norteamericanos desde 2009.  “El gobierno Ugandés y los supuestos evangelizadores deben asumir su responsabilidad por este derramamiento de sangre”.

Frank Mugisha, director ejecutivo de SMUG declaró que “ningún tipo de intimidación detendrá nuestra causa. La muerte de David será honrada solo cuando se gane la lucha por la igualdad y la justicia.  David se fue y muchos de nosotros lo seguiremos, pero ganaremos esta lucha. Él quería una Uganda donde toda la gente sea tratada con igualdad, sin importar su orientación sexual”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s