Archivo mensual: mayo 2011

100% Diversidad y Derechos, LesMadres y CasaBrandon conmemoramos el Día contra la Homo, Lesbo Transfobia.

Para conmemorar el 17 de Mayo, “Día Internacional contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género” las organizaciones 100 % Diversidad y Derechos, Casa Brandon y Les Madres convocamos a un acto político cultural el pasado 18 en la “casita de Brandon” en el barrio porteño de Villa Crespo. Apostando al arte y al humor conmemoramos el día contra la homo lesbo trans fobia junto a un grupo de clowns, con quienes recorrimos los logros conseguidos recientemente en la Argentina por el colectivo LGTB y reclamar por los que faltan, principalmente una la Ley de Identidad de Género y el reconocimiento igualitario de los hijos/as nacidos antes de la Ley del Matrimonio Igualitario.

La actividad fue presentada por la artista Gabriela Elena –cantante, compositora y responsable del área cultural 100 % Diversidad y Derechos- y por Martín Canevaro, presidente de la organización. Gabriela Elena presento el acto contando que “elegimos manifestarnos una vez más artisticamente, y una de las mejores herramientas es el humor, dicen que el hombre es el único animal que posee el privilegio de la risa, probablemente esto se deba al hecho de que todos los demás animales fueron creados antes que el hombre, y por lo tanto, no tenían de qué reírse” concluyendo planteando que “el humor es ese don divino que desinfecta al mundo de pomposidad, y el clown es alguien que nos ayuda a pensar los temas más difíciles, generando risa desde los puntos en que es débil, desde las inseguridades, exhibiendo los propios defectos aceptándose y mostrandoselos al publico”.

A su turno Martín Canevaro expreso que “celebramos que un 17 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) halla retirado del manual de psiquiatría a la homosexualidad como una enfermedad, lo que ayudó enormemente a la lucha por desterrar la estigmatización, la discriminación y la violencia contra el colectivo de lesbianas y gays, pero restan aún que se retire de esa misma lista a las identidades trans, por eso todos y todas hacemos propias las reivindicaciones de nuestras compañeras y compañeros trans: la urgente despatologización de las identidades trans, el respeto registral de su identidad y sexo y el acceso a la salud, el trabajo, la educación y la vivienda”.

Casi un centenar de personas compartieron esta jornada cultural en la que un grupo de clowns, integrado por Ezequiel Veroi (Början), Mariana Pili (Pilpistrella) y Lucas Bianchini (Caspio) nos sorprendieron con distintas intervenciones que hicieron referencia a los logros y luchas pendientes del movimiento de la diversidad sexual: La sanción de la ley de Matrimonio Igualitario, el reconocimiento igualitario de los hijos e hijas de familias comaternales nacidos antes de la reforma del Código Civil, el proyecto “Escuelas Libres de Discriminación” llevado a cabo por los “Docentes por la Diversidad” –integrado por 100% y UTE/ CTERA Capital- y la lucha por el derecho a la identidad de las personas trans.

Durante el acto se fueron entrelazando las intervenciones de los clowns -quienes mostraron además de su capacidad creativa y humorística el compromiso con la defensa de los derechos de todos y todas – con los y las activistas de las organizaciones convocantes, que hicieron uso de la palabra para referirse a los temas tratados.

Así intervino Början, un clown embarazado, que “dio a luz” en medio del acto y puso en juego los parámetros de maternidad y paternidad y los diferentes tipos de familia. Luego se acercaron al escenario Silvina Madaleno y Andrea Majul (100%), Florencia Gemetro y Gabriela Bacin (Lesmadres) junto a sus hijos e hijas y compartieron la lucha por el reconocimiento igualitario de sus hijos.

Después llegó el momento de los “Docentes por la Diversidad” que fueron presentados por la dupla de clowns Början y Pilpistrella que ironizaron sobre la reproducción de los discursos discriminadores y homofóbicos por parte de los docentes en las escuelas y colegios. Emiliano Samar, Marcelo Medina, Analia Yañez y Gabriel Rivas se sumaron a la conmemoración compartiendo parte del trabajo que se viene haciendo contra la homo lesbo trans fobia en las escuelas de la Ciudad.

Luego los clowns Början y Johanes jugaran con el amor gay y uno de ellos se animo a pedirle matrimonio al otro llego el turno del festejo del primer aniversario de casadas de Norma Castillo y Ramona “Cachita” Arevalo –la primera pareja de lesbianas en contraer matrimonio civil en el país por un fallo judicial previo a la sanción de la Ley de de matrimonio igualitario – que nos permitió escuchar las palabras de Norma que recordó su juventud y el peso del estigma que se vivía en aquellos años.

Al finalizar los clowns Början, Johanes y Pilpistrella bajo el ritmo de un tango y bailando fueron transformando su genero para darle el pie al festejo del primer fallo conjunto que reconoció el derecho a la identidad a seis personas trans en la Ciudad de Buenos Aires. Alba Rueda, Valeria Licciardi, Martina Nikolle Córdoba Ansardi recibieron copia del fallo e hicieron uso de la palabra, la tucumana Martina leyó un párrafo del fallo de la Jueza porteña Elena Liberatori donde sostiene que cada una de las amparistas no debe “soportar un día más de su vida en un contexto de judicialización, estigmatización, criminalización y patologización hacia su persona y su calidad de vida. Por el contrario, esta medida adoptada en forma urgente e inmediata tal vez pueda ser – aunque infinitamente pequeña-, una reparación que les es debida desde que como personas sintieron como sienten su sexualidad”. También estuvo presente e hizo uso de la palabra la abogada que llevo a cabo la medida cautelar, la Dra. Marina Guimpel.

Al cierre hubo brindis, abrazos y una apuesta mayor: continuar militando para avanzar en el reconocimiento y pleno ejercicio del derecho a la identidad de las personas trans y el reconocimiento igualitario de los hijos e hijas nacidos antes de la reforma del código civil.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

100% Diversidad y Derechos, LesMadres y CasaBrandon

     Acto cultural por el “Día contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género”

Con una performance de clowns y show musical reclamaremos por la despatologización de las identidades trans y la aprobación de una ley que reconozca los derechos de travestis, transexuales y transgéneros.

También recorreremos los logros conseguidos con el matrimonio igualitario, el reconocimiento igualitario de hijas e hijos y los fallos judiciales que respetan la identidad de género.

Un 17 de mayo se quitó del manual de psiquiatría a la homosexualidad desterrando, así, la etiqueta de enfermedad que estigmatizaba al colectivo de lesbianas y gays.

Conmemoramos aquel hito y celebramos las conquistas de derechos para nuestro colectivo que, además de avances concretos, aportan al cambio cultural para la construcción de una sociedad sin discriminación, más igualitaria y más democrática.

Sin embargo, restan aún muchas luchas, en especial y de manera urgente, las reinvidicaciones para nuestras compañeras y compañeros trans: la despatologización de las identidades trans, respeto registral de su identidad y sexo, acceso a la salud, al trabajo y a la vivienda. También es urgente el reconocimiento igualitario de los cientos de niños y niñas nacidos antes de la sanción del matrimonio igualitario para que todas las familias tengan los mismos derechos.

Ley de identidad de género ya!
Reconocimiento Igualitario de nuestros hijos e hijas!
Te esperamos! SUMATE!!!


Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Comunidad, homo/lesbo/transfobia

Primer fallo conjunto que reconoce el Derecho a la Identidad de seis mujeres trans

En un fallo inédito, la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hizo lugar a una medida cautelar conjunta que reclamaba por el derecho a la identidad de seis personas trans, a fin de que se les permita ejercer su derecho democrático al voto con un DNI que refleje su verdadera identidad. Es el primer fallo que reconoce este derecho en forma conjunta y que lo une con el derecho democrático al voto.

Luego de la convocatoria a elecciones porteñas, previstas para el próximo 10 de Julio, 100% Diversidad y Derechos presentó una medida cautelar autosatisfactoria con fundamento en la urgencia del llamado a elecciones para jefe de gobierno, legisladores y jefes comunales. En ese sentido Martín Canevaro, presidente de la organización, explicó que “se solicitó el cambio del nombre y sexo registral de las amparistas para que se les garantice el ejercicio de sus deberes ciudadanos, ya que cada elección es un suplicio para ellas porque las expone a votar con un DNI que no refleja su identidad”.

La medida fue presentada el pasado 7 de abril y la sentencia quedó firme el día 15 del mismo mes. Al respecto, la Jueza en lo contencioso administrativo y tributario de la Ciudad, Elena Liberatori, expresa en su fallo que “resulta alarmante que en el contexto de la plena institucionalidad democrática que nuestro país actualmente disfruta, haya un colectivo de personas a quienes les está vedado ser ellas mismas”.

En la demanda contra el Gobierno de la Ciudad, de quien depende el Registro Civil, las amparistas Alba Rueda, Valeria Licciardi, Martina Nikolle Córdoba Ansardi , Lucía Romina Escobar, María Julieta Burgos y Paula P., reclamaron que se responda con celeridad al pedido de reconocimiento de su derecho a la identidad. El escrito explica que  “la existencia de peligro en la demora es palmaria, cada día que pasamos con un D.N.I. que no refleja nuestra identidad nos agravia” , así como “son numerosos los padecimientos que vivimos a diario y son incontables las consecuencias que ello implica como la imposibilidad de acceder a un empleo formal o acceder en igualdad de oportunidades y trato a los servicios de salud y educación, entre tantos otros”.

Alba Rueda, responsable del Área Trans de 100% Diversidad y Derechos, estudiante de filosofía de la Universidad de Buenos Aires y una de las beneficiarias del fallo expresó que “Si bien en algunos ámbitos académicos como las facultades de Filosofía y Letras, Sociales y Ciencias Exactas existen resoluciones internas que permiten que los listados de alumnos y alumnas reflejen nuestros nombres; el título y el correspondiente diploma – sin este reconocimiento de nuestro derecho a la identidad – será expedido con el nombre de una persona que no existe. Esta circunstancia no nos garantiza el ejercicio del derecho a la educación”.

Martín Canevaro señaló que este fallo es un aval al reclamo del movimiento de la diversidad sexual para que “el Congreso Nacional debata muy pronto una Ley de Identidad de Género que permita a las mujeres y varones trans acceder al derecho al nombre y a la salud”. En tal sentido Alba Rueda explicó que “Estamos viviendo bajo la Ley de Ejercicio Profesional de la Salud del dictador Ongania, que nos impide acceder a tratamientos de hormonización y operaciones de adecuación quirúrgica del sexo.  Por eso es urgente terminar con la mirada binaria, patologizante y estigmatizante del Estado sobre las identidades trans”.

La organización Crisálida, de la Provincia de Tucumán, también formó parte de la acción acompañando a la amparista oriunda de esa provincia, Martina Nikolle Córdoba Ansardi.

La acción conjunta de amparo fue llevada a cabo por la Dra. Marina Guimpel, quien destacó el fallo de la Jueza Liberatori, donde se sostiene que cada una de las amparistas no debe “soportar un día más de su vida en un contexto de judicialización, estigmatización, criminalización y patologización hacia su persona y su calidad de vida. Por el contrario, esta medida adoptada en forma urgente e inmediata tal vez pueda ser – aunque infinitamente pequeña-, una reparación que les es debida desde que como personas sintieron como sienten su sexualidad”.


4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Campañas, Comunidad, Derechos, Género

1ro de Mayo – Día Internacionales de los trabajadores y trabajadoras.

El matrimonio igualitario ha comenzado a impactar en los ámbitos laborales. La comunidad de lesbianas, gays, trans y bisexuales (LGTB) esta ejerciendo su derecho a contraer matrimonio civil y ello implica un nivel mayor de visibilidad en los espacios de trabajo. Ahora bien, a mayor visibilidad aumenta también la exposición a posibles situaciones de discriminación o maltrato laboral producto de la orientación sexual o identidad de género. Es por ello entendemos que está pendiente que el Ministerio de Trabajo dé un claro mensaje en relación a los derechos que podrán ejercer todos aquellos trabajadores y trabajadoras LGBT que decidan acceder al matrimonio civil. Ese mensaje debe incluir la firme decisión de no permitir ningún acto de maltrato laboral por la identidad sexual o de género de los/as trabajadores/as. También esta pendiente que los sindicatos incorporen con firmeza la diversidad sexual a su agenda.

La histórica reforma que permitió la ampliación del derecho a contraer matrimonio civil a las parejas de personas del mismo sexo requieren repasar los distintos supuestos relacionados con la discriminación de lesbianas, gays, bisexuales y trans en el ámbito laboral y promover, con carácter prioritario, la inclusión laboral del colectivo trans (travestis, transexuales y transgéneros) previendo estímulos para los empleadores que incorporen a sus plantillas de personal a integrantes de esa comunidad, desarrollar cooperativas, etc.

El ámbito laboral es un espacio de socialización fundamental en la vida de las personas y por lo tanto el tiempo de trabajo es, por su cotidianidad y proximidad, una clave vital para visibilizar, para hacer patente la igualdad, la dignidad de las lesbianas, gays, transexuales y bisexuales. El matrimonio igualitario es un avance concreto hacia esos objetivos, incluso más allá del estricto reconocimiento de derechos (y deberes), pero a pesar de lo que pueda pensarse, no es suficiente.

Tras la igualdad legal ha de llegar la igualdad real, la de cada día. De ese día a día el ámbito laboral representa una buena parte. El reto que tenemos planteado lesbianas, gays, bisexuales y trans es ahora conquistar nuestra igualdad legal, nuestra visibilidad también en esos espacios.

A pesar de la inicial valoración estrictamente productiva del trabajador/a que afirma ignorar otras variables del individuo y se centra en su capacidad profesional, existen aspectos de la persona como su etnia, origen nacional, género u orientación sexual (por citar algunos ejemplos) que no son ajenos a su inserción y desempeño laboral. Pocos aceptarán en primera instancia que esas características personales afectan a la vida laboral, pero la realidad nos demuestra que sí existen interferencias entre esas variables y el desarrollo laboral. No se puede eludir el problema acudiendo a la fórmula de circunscribir la orientación sexual a la intimidad personal o un supuesto ámbito “privado”. Sería útil hacer un juego de empatía para ver a la heterosexualidad en las mismas situaciones que demasiadas veces experimentan las personas gays, lesbianas, transexuales y bisexuales: si el resultado de la sustitución conceptual produce supuestos absurdos es que estamos ante problemas de discriminación. Este ejercicio sirve para valorar las dinámicas de las relaciones humanas entre compañeros y compañeras de trabajo, nivel en el que frecuentemente se producen las situaciones de invisibilidad y represión, o de discriminación y hostigamiento en casos de personas LGBT visibles.
El recurso de apelar a la “intimidad” para invisibilizar la afectividad y la sexualidad de la persona (sobre todo si no es heterosexual) así como la dificultad de demostrar la discriminación por orientación sexual o identidad de género producen un comportamiento que va desde el ocultamiento hasta el padecimiento silencioso del maltrato laboral o el despido. De ese modo, se refuerza la hipótesis de la inexistencia del problema que se convierte en estrategia (consciente o inconsciente) no sólo de empresarios o responsables de recursos humanos, si no también de los representantes sindicales que argumentan que no hay homofobia o transfobia dado que no existen homosexuales, bisexuales o transexuales en su ámbito de trabajo.

La aprobación de la reforma del Código Civil para reconocer el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo resuelve problemas concretos de la comunidad LGBT y tienen repercusión más allá de su estricto ámbito. Una pareja homosexual constituída en matrimonio tiene, en su carácter de tal, acceso a derechos concernientes a la relación de la vida familiar y laboral: permisos, adaptación de horario, atención a personas dependientes, ayudas sociales y otros.  El reclamo por parte de un trabajador o trabajadora de esas mejoras en la vida laboral, implica además hacerse visible como gay o lesbiana ante la empresa y el resto de sus compañeros y compañeras de trabajo.

Los avances legales tienen, como vemos, repercusión más allá de su alcance directo. Pero el ejercicio pleno de esos avances va a generar nuevos escenarios que requieren nuevas medidas para identificar y combatir la discriminación hacia el colectivo Lgbt y por cualquier otra variable como puede ser la etnia, la religión, el género, la edad, la discapacidad, entre otros.

Muchas veces los trabajadores LGTB vivimos un “doble estándar” en los ámbitos laborales. Tenemos que demostrar que aún siendo lesbianas, gays, trans o bisexuales cumplimos nuestras funciones con responsabilidad, eficacia y compromiso porque la visibilidad sigue teniendo costos, aunque muchos menos que antes del matrimonio igualitario, por supuesto.  Por eso es necesario que los sindicatos tomen la libre orientación sexual e identidad de género como parte de las tareas de sus delegados, militantes y hasta de sus máximos dirigentes. En ese trabajo al que estamos abocados desde 100% Diversidad y Derechos, tenemos comunitariamente un largo camino por recorrer, pero tenemos la esperanza y la alegría de saber que estamos siendo protagonistas de un nuevo tiempo. ¡SUMATE!

Sigamos luchando por nuestros derechos.
¡Feliz día para todos los trabajadores y trabajadoras LGTB!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized