100% Diversidad y Derechos: Violencia es mentir – El caso de Entre Ríos y el derecho al aborto.

100% Diversidad y Derechos repudia de manera enérgica la consecutiva cadena de dilaciones y presiones tendientes a no hacer respetar la Ley y a impedir la interrupción del embarazo de una niña de 11 años, que a raíz de una violación se encuentra en la semana 12 de gestación.

La violencia ejercida sobre esta niña, no se ha circunscripto sólo al abuso sexual del que fue víctima, ya que esa misma violencia se mantiene de manera presente y continua en la negligencia de diferentes actores institucionales que no cumplieron con sus responsabilidades.

Pese al requerimiento de la madre para que le realicen un aborto no punible a la niña, procedimiento contemplado en el Artículo 86 del Código Penal – que lo establece en caso de que el embarazo ponga en riesgo la vida o salud de la madre o haya sido producto de una violación – el director del Hospital de San Salvador, Juan Arletaz, le aconsejó que hiciera una denuncia policial y judicial, circunstancia que llevó a vulnerar los derechos de la menor una vez más.

La dilación por vía judicial se puso en escena, como en otras ocasiones similares, con el objetivo de que el proceso mismo no concluyera a tiempo para poder ser aplicada una resolución favorable a la niña. Y es en estas instancias, que el Ministro de Salud de Entre Ríos, Hugo Cettour, comunicó antes a los medios que a la Justicia un dictamen médico realizado por el Hospital “Delicia Concepción Masvernat” en donde se dice que la niña “está en condiciones de proseguir con su embarazo como lo hacen muchísimas adolescentes”, y agrega sin ponerse colorado “si puede ovular, puede parir,  porque la naturaleza es sabia”.

Extraña lógica la de Cettour, que parece más propia de un Ministro religioso que de un Ministro de Salud, ya que con el mismo criterio, la medicina ni tendría razón de existir porque salvarle la vida a alguien que lo requiera se opondría a las decisiones de la sabia naturaleza.

Pero si lo que se dice produce escalofríos, lo que se calla es muchísimo más escandaloso, porque no sólo se está legitimando el abuso, se lo está perpetuando.

Sé está condenando a la victima, tan sólo una niña, al riesgo de morir durante el embarazo, parto o puerperio.  Además de sufrir traumas  psíquicos, la exclusión social y escolar, todos hechos que modificarán radicalmente su vida, en caso de que pueda llegar a conservarla.

Lo que se calla es la naturalización de una triple discriminación, la que la está condenando por ser niña, por ser mujer y por ser pobre.

Recientemente, la madre de la niña fue intimidada para que desista ante la Justicia del pedido de la interrupción del embarazo. Hasta ella no pudieron llegar las voces que la informaran debidamente sobre los derechos que la asisten, porque fue literalmente cercada. No se le pudo explicar que quienes le hablan del infierno están violando la Convención Internacional de los Derechos del Niño, ni la ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes  y la ley 26.485 de Protección integral a las mujeres, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, ni la recomendación que el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, hiciera al Estado Argentino “para que los casos en que se pueda practicar legalmente el abor­to, se supriman todos los obstáculos a su obtención”. Ni que el mismo Ministerio de Salud de la Nación en su  “Guía Técnica para la Atención de Abortos No Punibles (ANP)” establece que “A las mujeres que soliciten o requieran un ANP se les garantiza una atención ágil e inmediata. La instituciones en las cuales se practiquen deberán prestar toda la colaboración necesaria para que el ANP pueda ser brindado lo más pronto posible y se prohíbe en todo caso la imposición por parte de las instituciones o su empleados de requisitos adicionales o innecesarios”.

Mientras se siga haciendo oídos sordos a la voluntad de la nena, que sólo pide que “todo vuelva a ser como antes”, y a su madre no se le brinde información fidedigna y apoyo institucional, a esta niña se la continuará violentando.

Anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo aborto, Actualidad, Comunidad, Derechos, Género, madres, Noticias, Uncategorized

Una respuesta a “100% Diversidad y Derechos: Violencia es mentir – El caso de Entre Ríos y el derecho al aborto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s