Archivo mensual: mayo 2013

100% Diversidad y Derechos: VOTAR ES TU DERECHO, TU IDENTIDAD TAMBIÉN.

VOTAR ES TU DERECHO, TU IDENTIDAD TAMBIÉN.
ES UN AÑO ELECTORAL Y SE VIENEN LAS ELECCIONES PRIMARIAS!!!:

¿estás en el padrón electoral?, Si soy trans y cambie mi DNI, ¿cómo hago?, Si están mal registrados mis datos ¿qué hago?

Si cambiaste tu nombre y sexo en el DNI bajo la ley de identidad de género (LN26.743) y te lo entregaron antes del 30 de abril de 2013, entonces técnicamente está modificado el padrón electoral; es decir, no necesitas realizar un cambio de nombre y sexo en el padrón electoral.

Para saber con certeza si se han modificado tus datos podrás chequearlo entrando a cualquiera de estas direcciones on-line:

www.padron.gob.ar
www.electoral.gob.ar

Si no se modificaron tus datos en el padrón electoral, entonces tendrás la oportunidad de cambiarlo hasta el día 5 de junio en la Secretaría Electoral que está en calle Tucumán 1320de lunes a viernes de 7:30hs a 16:30hs; o en la Cámara Nacional Electoral que está en Av. Alem 232 de lunes a viernes de: 7:30hs a 15:30hs.

Para más consultas llamá a: 0800 999 7237

Por cualquier duda podes comunicarte trans@cienporciento.org.ar

100% Diversidad y Derechos
https://100porciento.wordpress.com/
www.facebook.com/100.por.ciento
http://twitter.com/100_porciento
http://www.youtube.com/sumateacienporciento

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

100% Diversidad y Derechos – A un año de la Ley de Identidad de Genero: Visibles, legales y socialmente valorados y valoradas

Miradas al Sur 1
Año 6. Edición número 261. Domingo 19 de mayo de 2013

Opinión: Visibles, legales y socialmente valorados y valoradas
Por  Alba Rueda. De 100% Diversidad y Derechos. 

Crecí en un país donde ser travesti era un delito. En todas las jurisdicciones los códigos contravencionales y edictos policiales tipificaban al travestismo como una infracción: una amenaza. Muchas de nuestras familias nos expulsaron a la calle: nos consideraban provocadoras, delincuentes o enfermas. En las escuelas, nuestros compañeros nos insultaban. Tampoco los maestros o directores legitimaron nuestra presencia y nuestras identidades trans. Por el peso de la discriminación y la transfobia, muchas y muchos tuvieron que abandonar sus estudios. En los hospitales nos trataban mal, nos rechazaban de manera sistemática: no podíamos acceder a tratamientos básicos para nuestra salud y no se reconocía nuestra identidad de género.

A las personas trans la vida social nos enseñó violencia y discriminación. La policía nos perseguía y nos encerraba en calabozos de comisarías y en penales. El trabajo nos era vedado; la prostitución parecía un destino irreversible.

Esa fue la experiencia de miles de personas trans que sobrevivieron a la represión de la dictadura y esperaron, en un país que recuperaba la democracia, que la nueva institucionalidad también las incluyera. Pero pasaron los años ’80 y los ’90 y no vivíamos significativamente diferente a como vivíamos en la dictadura. Pero en esos años se gestó la resistencia, la solidaridad y el compromiso de las organizaciones de personas trans y de diversidades sexuales, las mujeres feministas, los organismos de derechos humanos. Miles de personas nos movilizamos por una Argentina que nos incluyera como sujetos de derecho.

A partir del año 2006, la nueva Corte Suprema de Justicia reconoció por primera vez el legítimo derecho a la Constitución de la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (Alitt) y desde entonces los artículos de los Códigos Contravencionales que criminalizaban las identidades trans debieron ser removidos por el reclamo social.

Ahora, en nuestra historia se inscribe la Ley de Identidad de Género sancionada el 9 de mayo de 2012, hace poco más de un año. El contenido de la norma resguarda el acceso a la salud y la ecuanimidad en un trato respetuoso, y reconoce la identidad de género como un derecho humano que hace a la autonomía y la dignidad de las personas.

En la Argentina muchas personas trans empezamos a sonreír. Nuestra Ley de Identidad es única en la región: no existen otras que valoren tan profundamente nuestros derechos. Las leyes de Uruguay y España reconocen la identidad como un derecho que tutela el Estado, debe ser comprobado por testigos y sostenido por tratamientos de hormonización, y evaluado por un tribunal administrativo en cada solicitud de cambio de nombre.

Vale destacar que, bajo la nueva ley, ya se realizaron 2.672 cambios de nombre y de sexo, según informó el Ministerio del Interior. Otro avance contemporáneo fue que en junio de 2012 el Indec lanzó la prueba piloto de la Encuesta Nacional sobre Población Trans, que permitirá conocer las condiciones de vida y discriminación que denunciamos durante años. Finalmente, hace una semana el Ministerio de Trabajo amplió el Seguro de Empleo y Formación para todas las compañeras y compañeros trans que precisen de él.

Los desafíos son muchos e importantes: el Ministerio de Salud debe aún reglamentar el artículo 11 de la Ley de Identidad de Género para garantizar el acceso a la salud integral; falta también que se generen las condiciones que permitan cruzar la barrera de la exclusión laboral con políticas públicas que hagan efectivo el acceso al trabajo; las instituciones educativas deben garantizar un trato digno para hacer efectivo el derecho universal a la educación.

La igualdad en los derechos civiles democratiza nuestras instituciones y da fuerza a la lucha por los cambios culturales para que todos y todas seamos visibles, legales, elegibles y socialmente valorados y valoradas.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

17 de Mayo, campaña de 100% Diversidad y Derechos ” Visibles e iguales en dignidad y derechos”

Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.
Martin Canevaro, Presidente de 100% Diversidad y Derechos.

Norma Castillo, integrante del primer matrimonio igualitario entre mujeres.

Stella Maldonado, Secretaria General de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la Republica Argentina (CTERA).

Trillizos, Jazmin, Abril y Santiago – Maddaleno – Majul. Hijos de Andrea y Silvina

Alba Rueda, Área Trans, 100% Diversidad y Derechos.

Andrea Majul, 100% Diversidad y Derechos.

Gabriela Alegre. Legisladora de la Ciudad, autora de la Ley que instituye el 17 de Mayo en la Ciudad de Buenos Aires.


Dr. Guillermo Scheibler, Juez CAYT Nº 13, Ciudad de Buenos Aires.

Dra Helena Liberatori – Jueza de la Ciudad de Buenos Aires

Pepe Soriano –  Actor

Vanesa Siley – Secretaria General UEJN

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Campañas, Comunidad, Derechos, homo/lesbo/transfobia, Noticias, Uncategorized

100% Diversidad y Derechos: Hasta siempre Cecilia Lipszyc!

Ayer, 15 de mayo, falleció Cecilia Lipszyc, la socióloga, compañera de lucha y amiga Ceci. La que, primero sembró, y luego acompañó todas y cada una de las conquistas de derechos del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y trans.

Cecilia Lipzcik

Una enorme tristeza nos invade el pecho: ella era parte de nuestras vidas. Lo fue con sus enseñanzas –Cecilia era extremadamente inteligente-, con su ejemplo de tenacidad en su militancia feminista –era extremadamente consecuente y comprometida con su pensar y sentir- y también con su humor y calor humano –era imposible no reír y no disfrutar de sus comentarios y relatos-.

En sus últimos días, ya auxiliada con un tubo de oxigeno portátil y ya no necesitando nada por demostrar, seguía yendo a cada marcha, a cada sesión legislativa a empujar proyectos, seguía organizando paneles para formar cuadros y concientizar, seguía preocupándose por cada hecho que implicara un retroceso en la lucha por la igualdad de entre las mujeres y varones, y por una sociedad mas justa.

Continuará siendo parte de nuestra vidas. Y de nuestro pecho, que se inflará de indignación cuando exista un atropello a los derechos humanos o de orgullo ante cada conquista conseguida.

Estará en cada pañuelo verde y allí la recordaremos con su pelo rojo furioso, con su risa audible a kilómetros de distancia, con sus palabras justas llenas de verdad, ironía y acción. Hasta la victoria siempre, Ceci!

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

100% Diversidad y Derechos – 17 de mayo: VISIBLES e IGUALES en dignidad y derechos


BANNER 17 DE MAYO

¿Qué pasó el 17 de mayo de 1990?

El 17 de mayo de 1990 la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud removió a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, aceptándola oficialmente como una variación de la sexualidad humana. A partir de esa decisión, la comunidad científica internacional se opone a todos los enfoques que consideran la homosexualidad como una “enfermedad” que debe ser “curada”.

Este hecho fue un gran paso adelante para que se considere a la orientación sexual y la identidad de género como un derecho humano fundamental, contra la discriminación y en favor del reconocimiento de la diversidad sexual en todo el mundo. Sin el argumento que sostiene que lesbianas y gays somos enfermos, la causa por el reconocimiento de derechos civiles avanzó considerablemente: con la reciente sanción del matrimonio igualitario/universal en Francia, ya son 14 los países que nos ponen en igualdad de derechos.

Sin embargo, la transexualidad todavía figura en los manuales médicos como un trastorno psíquico. Esta estigmatización avala a gobiernos y sectores sociales de todo el mundo para perseguirnos y excluirnos a las personas trans, a quienes nos niegan derechos tan básicos como la identidad. En la Argentina, desde el año 2012, tenemos una Ley que nos reconoce ese derecho y garantiza el acceso a la salud integral; aún así persiste la discriminación por parte de personas e instituciones.

¿Qué es la homofobia? 

El significado literal es fobia (miedo) a la homosexualidad. La RAE define a esta palabra como “aversión obsesiva hacia las personas homosexuales”.

No es una actitud meramente psicológica sino un posicionamiento frente al lugar de la diferencia sexual en la sociedad. La homofobia puede ser tanto racional como irracional: bien puede ser un miedo o una postura política que niega los derechos de quienes somos diferentes.

Esta aclaración viene a cuenta de que hay personas que no se reconocen homófobas debido a que declaran no tener “problemas” con gays y lesbianas pero que se pronuncian en contra de la igualdad de derechos, amparándose en argumentos sobre el supuesto orden “natural” o “teológico” del mundo en el que personas homo y heterosexuales no podrían estar equiparadas ni jurídica ni políticamente. Esta idea más que un argumento es un prejuicio cuyo efecto es discriminatorio, y por eso también es homófobo.

La homofobia es el rechazo a las identidades sexuales no hegemónicas, se caracteriza por el odio y la discriminación a gays, lesbianas y bisexuales aunque el odio y la discriminación contra estas últimas identidades tiene su propia denominación, la cual es importante utilizar para darles visibilidad, como lo son la lesbofobia y bifobia.

¿Y la transfobia?

Es la misma aversión, pero orientada hacia las personas trans (travestis, transexuales, transgénero y hombres trans). Se expresa, generalmente, de manera más cruda que hacia gays y lesbianas, y tiene por supuesto que sólo pueden existir dos sexos (masculino y femenino) y que están determinados biológicamente por el sexo que nos asignaron al nacer. La transfobia no reconoce que la identidad de género depende de factores subjetivos y culturales ni que las personas tenemos el derecho de elegir el nombre y la apariencia que sintamos más acorde con nuestra experiencia vital.

La transfobia es especialmente cruda porque suele ser más eficaz que la homofobia ya que gran parte de las personas trans son expulsadas, por mecanismos más o menos sutiles, de círculos sociales, de las instituciones, del acceso al trabajo y a la justicia; y es también más cruda porque las personas trans suelen padecer con mucha frecuencia agresiones físicas.

Ponete en movimiento

El 17 de mayo se realizan actividades en todo el mundo para promover los derechos de la diversidad sexual y trabajar a favor de un mundo sin violencia y sin discriminación hacia personas trans, lesbianas, gays, bisexuales e intersexuales.

En este marco 100% Diversidad y Derechos te invita a ponerte en movimiento! En tu escuela o facultad, en tu barrio o en tu lugar de trabajo y en redes sociales podemos hacer acciones contra la discriminación. Afiches, grafitis, charlas debate, proyección de películas, exposición de fotos, lecturas, reportajes, etc. son herramientas que podemos utilizar para promover el respeto a la diversidad sexual, con el objetivo de que todas las identidades y familias seamos visibles, elegibles, legales y socialmente valoradas, para que la heterosexualidad no sea presentada como un mandato obligatorio o esperado para todas las personas.

Además desde 100% Diversidad y Derechos vamos a realizar una campaña de videos con el lema “visibles e iguales en dignidad y derechos” con el objetivo de ponerle voz e imagen a distintos mensajes contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Vos también podes hacer el tuyo y enviarlo a sumate@cienporciento.org.ar y lo difundimos.

Para las actividades sugerimos los siguientes disparadores:

Si desde 1990, la OMS removió de la lista de enfermedades a la homosexualidad ¿por qué la heterosexualidad sigue estando sobre valorada en relación a las otras identidades sexuales?

Si desde 1990, la OMS removió de la lista de enfermedades a la homosexualidad ¿por que se sigue discriminando a gays, lesbianas, bisexuales y trans?

¿Por qué utilizamos como insulto o para descalificar la identidad sexual o de género de compañeros/as de estudio o de trabajo?

¿Cuales son las consecuencias de la discriminación y la violencia hacia la población LGTB?

¿Que deberíamos cambiar para avanzar en la valoración social de la diversidad sexual?

Además, desde 100% Diversidad y Derechos apoyamos la sanción de la Ley que instituye el 17 de Mayo como Día Nacional contra la Discriminación por orientación Sexual e Identidad de Género, que actualmente esta a consideración del Senado de la Nación.

SUMATE!

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

100% Diversidad y Derechos: La inclusión de los hijos e hijas de familias LGTB en los ámbitos educativos

Compartimos la nota publicada por el diario La Nación, el pasado sábado 11 de mayo, donde se visibiliza y valora la inclusión de los hijos e hijas de las familias LGTB en el ámbito educativo. Entendemos que la visibilidad contribuye a la valoración social de la diversidad sexual y familiar, por eso queremos agradecer especialmente a las familias que participaron de la nota y a los/as docentes del Mariano Acosta. Compartimos también la nota de opinión de 100% Diversidad y Derechos, publicada como parte del informe, firmada por Martín Canevaro.

La Nacion logo

El lento adiós a “mamá y papá”

Con la incorporación de hijos de matrimonios homosexuales a las escuelas, pedagogos, padres y chicos se adaptan a un cambio social que ya comienza a impactar hasta en el lenguaje de la comunidad educativa.

Por Teresa Sofía Buscaglia  | Para LA NACION

Al llegar a la puerta del jardín de infantes, una compañerita de Santi le pasó el brazo por el hombro, caminó con él hasta la salida y le dijo: “¡Qué suerte, hoy vinieron tus dos mamás!”. Ésa es la anécdota que suelen contar Silvina Maddaleno y Andrea Majul, madres de Jazmín, Abril y Santi, trillizos que hoy tienen cinco años y asisten a una escuela pública de la ciudad de Buenos Aires.

Luego de 14 años de convivencia, ellas deseaban formar una familia y lo lograron gracias a tratamientos de fertilización asistida. Cuando decidieron compartir un proyecto de vida, nunca imaginaron que el Estado iba a permitirles casarse, anotar a sus hijos con el apellido de ambas y participar activamente en una comunidad escolar como una familia más.

La inserción de las familias homoparentales en las escuelas es algo muy nuevo con lo que la sociedad argentina está aprendiendo a convivir. Maestros y directivos de las escuelas públicas y privadas cuentan con posibilidades de formarse en cursos que les den herramientas para comunicarse con los niños desde estas nuevas realidades. Los modelos de familias han cambiado y con ello la forma de comunicarse entre la escuela y la casa. ¿Algunos ejemplos? La reunión de padres ahora es “reunión de familias”, las notas del jardín ya no dicen “Mami”, además de que hace más de una década que no se festeja el Día de la Madre ni del Padre, sino el Día de las Familias. El simple “papá y mamá” parece quedar lentamente en desuso.

silvi y andre

De acuerdo con el Censo de 2010, hay cerca de 5000 familias de este tipo, el 97% de las cuales son comaternales. En el caso de las mujeres, muchas optan por la inseminación artificial con donante, mientras que los hombres, en su mayoría, eligen la adopción.

Éste es el caso de Julio Pasquarelli y Sergio Contrera. Luego de una relación corta, volvieron a encontrarse en 2008. Julio ya era psicólogo y había adoptado a Octavio, que en ese entonces era un bebe. Se casaron en 2010 y hoy, “Oki” es alumno de 2° grado de la Escuela Normal Superior Mariano Acosta. “Los chicos de ahora no son como éramos nosotros -cuenta Néstor Mascaro, maestro de Octavio-. No ven la homosexualidad como algo horrible, sino como algo natural, como una forma de vivir. Si les das una cartulina color rosa a los varones, no se hacen problema, no lo asocian con nada. Creo que hemos avanzado mucho socialmente.”

El caso de Julio es como el de muchas parejas que tuvieron sus hijos antes de la ley de matrimonio igualitario sancionada en 2010.

Para que esos chicos tengan el apellido de ambos padres y gocen de los mismos derechos que tienen los hijos de familias heterosexuales, en 2012 se dictó un decreto de necesidad y urgencia que les permitió acceder a la igualdad tan ansiada. “El hecho de presentarnos a las reuniones, mal llamadas «de padres», ya que son de familia, hizo que nos identificaran las autoridades y los docentes como «los papás de Oki». Jamás hemos sentido o experimentado ningún tipo de discriminación. Quizás, a partir de nuestro casamiento, surgió la curiosidad de saber cómo funciona una familia con este estilo”, describe Julio.

María Abate es maestra de primaria en la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Mariano Acosta. Tiene 38 años y, como muchos docentes de la institución, ha vivido la experiencia de tener alumnos de hogares homoparentales. “El cambio en mí se dio en forma personal, trabajando con los prejuicios. Cuando me recibí en 1995, no se hablaba sobre estas posibilidades. Hoy es una realidad que vivimos en las aulas y los docentes debemos formarnos para estar a las alturas de esta evolución.”

julio pasquarelli 2

En el año 2005, Olivier Vécho, profesor de Psicología de la Universidad de París, presentó una tesis sobre el desarrollo socio-afectivo de niños y adolescentes, de entre 6 y 16 años, criados en familias homoparentales en Europa y Estados Unidos. Sus conclusiones muestran que estos niños no se convierten en homosexuales con más frecuencia que los otros, que su identidad sexual es tan sólida como la de los demás y que sus comportamientos sexuales son semejantes a cualquier joven de su edad. La única diferencia que Vécho registró en su investigación es que los niños criados en estos hogares tienen mayor preocupación por la mirada ajena.

“Nosotros hablamos de todo -dice Julio Pasquarelli- como por qué hay más nenes con mamás y papás, por qué hay varones que se visten de mujer, por qué muchos papás y mamás viven separados, por qué algunos tienen hermanos y otros no, por qué si a él le encantan los autos de carrera a otros no les gustan. Hay que acompañar las palabras con mucha coherencia y afecto. Poner de relieve la importancia de amar bajo cualquier forma o modo.”

Un nuevo concepto

Sin dudas, el concepto de “familia” se ha revolucionado en las últimas décadas. Los chicos hablan de la novia del papá, de los hijos del marido de la mamá, de sus dos papás o mamás sin escandalizar a nadie. Ricardo Sobrón es director de la Escuela Pública N° 13 Raúl Scalabrini Ortiz, en Colegiales, y en su comunidad escolar también cuentan con casos así. “La sociedad evolucionó y las familias ya no son de un solo formato: hay familias tradicionales, familias ensambladas, familias monoparentales, homoparentales. Los docentes debemos adaptarnos a los cambios sociales -explica-. Ningún docente me planteó nunca nada ni tampoco lo hicieron los padres. Están quienes aceptan este tipo de cambios sociales sin ningún problema y estarán los que no los aceptan interiormente, pero no dicen nada ni ofenden a nadie.”

¿Y hay que preparar a los hijos de padres del mismo sexo para enfrentar alguna situación en particular? “En realidad, los niños criados en este contexto suelen ser algo sobreadaptados, por la necesidad de mostrar al mundo una imagen respetable -opina la licenciada Irene Meler, coordinadora del Foro de Psicoanálisis y Género de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires [APBA]-. Por lo demás, los homosexuales serán tan buenos o malos padres como los heterosexuales, según el caso. Hasta es posible que en las primeras generaciones de parejas del mismo sexo que crían niños en conjunto se registre un especial esmero en la crianza, con el propósito de ganar reconocimiento y legitimidad.” Meler destaca, eso sí, la necesidad de instituir un espacio para la sensibilización y capacitación de los docentes sobre este tema. “La tarea debería encararse permitiendo que todos expresen sus percepciones y valores sobre la cuestión”, dice.

En efecto, las escuelas ya están trabajando en estos temas. En el caso del Mariano Acosta, hay un programa de Educación Sexual Integral, adaptado a los tres niveles de enseñanza, que permite abordar estas realidades con mucha más preparación. Los docentes de todo el país buscan dónde formarse en esta materia y uno de los lugares más demandados para ello es el Centro de Pedagogías de Anticipación (CePA), un espacio público creado con ese fin. Es de gran ayuda para los maestros adquirir el vocabulario y las metodologías para tratar estos temas en la medida en que, muchas veces, ellos pueden trasladar sus propios prejuicios sin darse cuenta. “En mi formación como maestra, la familia era mamá-papá-hijos. A lo sumo había abuelos, tíos o un perro. Armábamos títeres o hacíamos dibujos con ese modelo. Hoy, eso ya no está y tengo colegas a los que les cuesta mucho este cambio de mentalidad, porque no es un conocimiento nuevo, es una forma de ver la vida. Por eso es bueno que nos preparemos para estar a las alturas de estos cambios”, sostiene María Abate, quien luego de un doble turno de trabajo en la escuela, se dedica a perfeccionarse.

Mamá y Mamá.

Eliana y Gabriela tienen 35 y 36 años, respectivamente, y sorprenden cuando cuentan que hace casi dos décadas que están juntas. En 2007 nació Juan, el hijo de ambas, que va a la escuela desde los 2 años. “En el primer encuentro con madres, padres y/o familiares de la sala, nos presentamos ambas como las mamás de Juan y nunca fue un obstáculo en la socialización de nuestra familia ni de nuestro hijo con sus pares -relata Gabriela-. El acompañamiento del equipo docente estuvo siempre, como el hecho de adaptar las notas y comunicaciones a un lenguaje inclusivo. Y de nuestro lado también, al compartir con ellos la evolución en la obtención de derechos para nuestra familia, como cuando nos casamos o cuando Juan cambió su partida de nacimiento porque fue reconocido legalmente como hijo de ambas en 2012.” Hace cinco meses que se mudaron a Córdoba y allá viven la misma experiencia que vivían acá. Dicen que están contentas con el lugar que la sociedad les ha dado como familia.

Aunque el camino para estos cambios sociales está allanado, no todas son rosas y muchas instituciones educativas aún tienen mucho para hacer. Si bien las escuelas tienen que asegurar el derecho a la educación a todos los niños del país, este tipo de realidades impactan en instituciones con distintas orientaciones y aún no saben cómo resolver el dilema. “Si bien a nosotras no nos pasó -advierte Gabriela-, hay escuelas en las que una familia oficializada no ha sido bien recibida ni integrada. Hay mucho para trabajar aún.”

La Argentina se encuentra entre los primeros países en el mundo en reconocer los derechos de las familias homoparentales y en aceptar socialmente su inclusión en todas las áreas de convivencia.

La psicóloga Nora Steindl lidera gabinetes de orientación en varios colegios y cree que lo más importante es trabajar los prejuicios del docente para que no se transformen en actos de estigmatización y discriminación del niño. “No hay fórmulas exactas: hijos de padres separados tienen tales conductas, hijos de parejas homosexuales presentan tales características. No, no es así. Cada alumno es una singularidad en su contexto y generalmente son plásticos y abiertos a la convivencia con lo diferente. Lo que se aconseja transmitir a los chicos es lo que hablamos en las reuniones docentes: la diferencia no es desigualdad.”

El respeto a la diversidad es un hecho, según la experiencia de estas familias. La discriminación no dejará de existir, pero la educación argentina está repensándose ante la irrupción de estos nuevos modelos familiares para poder contener y formar a sus hijos en un contexto de igualdad. Silvina Maddaleno lo resume muy bien: “Si nuestros hijos crecen con la idea de la diversidad como valor, lo chocante será ver una familia en la que los integrantes no se quieran, se violenten, no se cuiden entre sí. No será chocante ver a una familia compuesta por dos papás o dos mamás”.

Claves que llegan a las aulas.

Algunos ejes de la actual formación docente

  • Alejarse del clásico modelo nuclear
    Desligar la idea de la función materna en la figura de la mujer o la paterna en la figura del hombre
  • Preservar al alumno
    Trabajar los prejuicios que pueden llevar a dejar de lado al niño o a la ruptura del vínculo con el docente
  • Cuidar el lenguaje
    Revisar el vocabulario por utilizar a la hora de hablar de la familia y los modelos institucionales

Enseñarles el respeto por lo diferente

Por Martín Canevaro  | Para LA NACION

Las familias de lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGTB) con hijos e hijas en el sistema educativo siempre estuvieron presentes, no son nuevas, lo novedoso es que ahora están legitimadas para hacerse visibles.

El matrimonio igualitario permitió la inscripción de hijos de parejas del mismo sexo reconociendo a sus dos madres o padres. En la actualidad, los niños y niñas nacidos en familias comaternales antes del matrimonio igualitario (que fueron anotados sólo a nombre de una de ellas, como soltera) están siendo reconocidos por sus dos madres.

En la inmensa mayoría de los jardines o escuelas, la presencia de nuestras familias se vive con absoluta naturalidad. Los niños y niñas identifican una composición familiar diferente, pero no necesariamente abren un juicio de valor, que un compañero tenga dos mamás o dos papás es meramente descriptivo. Sí corresponde al mundo de los adultos, en cambio, la reproducción de la violencia simbólica y discursiva (entre otras mucho peores) contra las mujeres y la diversidad sexual.

En las escuelas, además de los hijos e hijas de la llamada “familia nuclear” están presentes otras composiciones familiares, entre las que se encuentran las de parejas del mismo sexo. Esto les ha planteado el desafío de modificar el lenguaje y las conmemoraciones. Por ejemplo, ahora hay que conmemorar el “Día de las Familias”, en plural, ya que no hay un único modelo válido, y no el Día del Padre o de la Madre, entendiendo que esa nomenclatura puede no legitimar todas las realidades familiares de la institución.

La crianza en un marco de respeto y valoración de la diversidad permite que los niños y niñas crezcan educados para respetar lo diferente, para no temerle, para no dejar que le inculquen el miedo.

Y eso, a su vez, nos va construyendo a nosotros como una sociedad mejor.

Obviamente que la cultura heterosexista, aun dominante, se hace presente en niños y niñas, y se expresa en un llamado a cumplir con un mandato social: “Tenés que tener un papá y una mamá”. Pero lo cierto es que ante el contacto cotidiano con la diversidad familiar la diferencia se naturaliza diluyendo el mandato de la heterosexualidad obligatoria. Así nos vamos acercando a un modelo educativo en el que todas las familias sean visibles, legales, elegibles y socialmente valoradas.

Martín Canevaro.  Presidente de 100% Diversidad y Derechos.

www.facebook.com/100.por.ciento
http://twitter.com/100_porciento
http://www.youtube.com/sumateacienporciento

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

100% Diversidad y Derechos – Reparando la exclusión: Extendieron el seguro de empleo a las mujeres golpeadas y trans.

tiempo Argentino dos

La situación de violencia doméstica puede ser acreditada por alguna organización que trabaje en la temática, o con una denuncia de la víctima. La ayuda económica se entrega a cambio de que realicen cursos de capacitación laboral.

 

El gobierno nacional extendió la cobertura del seguro de capacitación y empleo para personas desocupadas del Ministerio de Trabajo a mujeres víctimas de violencia de género, así como a travestis y transexuales. Las resoluciones, que fueron publicadas ayer en el Boletín Oficial, siguen los lineamientos de la Ley 26485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y la Ley 26.743 de Identidad de Género, y buscan, según explicó el director de la Secretaría de Empleo, Enrique Deibe, “generar condiciones de mayor equidad para las poblaciones más vulnerables y así reparar desigualdades históricas”.

Opinión: Reparando la exclusión

Por Alba Rueda para Tiempo Argentino.

100% Diversidad y Derechos

En dos días se cumple el primer aniversario de la Ley  de Identidad de Género que reconoce a las personas trans como sujetos de derecho, restituyendo el acceso a la salud integral, el trato digno y el respeto a la identidad de género. Hoy esta Ley es complementada con la decisión del Ministerio de Trabajo de incluir a las personas trans en el Seguro de Empleo y Formación.

Esta decisión constituye  un primer reconocimiento a la discriminación, la exclusión y la violencia que vivimos al intentar acceder a un empleo formal y que durante tantos años hemos denunciado. Se trata de una medida que viene a reparar décadas de injustica social, casi de carácter universal porque permite la formación y el acceso al trabajo de todas las compañeras y compañeros trans del país que no tienen o tuvieron posibilidad de acceder empleo formal, algunas de ellas: jamás en su vida.  

La inclusión se funda en los datos que arrojó la Prueba Piloto de la Encuesta Nacional sobre Personas trans realizada en junio de 2012 por el INDEC donde se identificó que el 85% de las compañeras trans está o estuvo en situación de prostitución y un 82% dijo que la discriminación  por su identidad de género dificultó el acceso al trabajo.

Celebramos con alegría esta política pública que apuesta al derecho al trabajo en igualdad de oportunidades y trato. Queremos un país que dignifique nuestras vidas, para que todas y todos seamos visibles, elegibles, legales y socialmente valoradas.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized