100% Diversidad y Derechos cumple 10 años de trabajo y lo vamos a festejar junto a la conmemoración de los 50 años de Stonewall, la revuelta que dio origen al movimiento moderno por los derechos de la población LGBTI+. Vamos a festejar el orgullo y la lucha.

PORTADAS FACEBOOK 05.jpg

En el trabajo realizado durante estos 10 años de lucha, desde 100% Diversidad y Derechos estamos convencides de haber sumado nuestro aporte al reconocimiento, la visibilidad y los derechos de la diversidad sexual y de género. Hemos disfrutado de haber sido protagonistas de un tiempo histórico en el que conquistamos un cambio de paradigma, basado en la no discriminación, la igualdad y el respeto de la diversidad que estamos comprometides a defender cada día con nuestra lucha.

Hemos trabajado por la igualdad de todas las familias en la protección del Estado, el reconocimiento de la identidad de género de las personas travestis y trans y del conjunto de las identidades, para que todes seamos visibles, elegibles, legales y socialmente valorades y respetades. Luchamos por conquistar mayores niveles de libertad en la expresión de nuestras orientaciones sexuales e identidades de género, por una transformación profunda de la sociedad donde la violencia y la discriminación por orientación sexual, identidad de género y el machismo queden definitivamente erradicadas. Creemos que estamos en el camino correcto, ya que junto al feminismo hemos logrado cuestionar la legalidad y la legitimidad del sistema heterocispatriarcal dominante.

En lo organizativo hemos logrado desarrollar una red nacional LGBTI+ que defiende los derechos humanos de nuestra población con independencia y autonomía de los gobiernos, sustentable, con el apoyo de la comunidad LGBTI+ y aliades comprometides. Compartimos la lucha con otres desde una práctica militante, sin personalismos, con amplitud y solidaridad.

A 50 años de la revuelta de Stonewall (1969, NY, EE.UU.), nos hemos puesto de pie en el mundo entero como parte del movimiento de derechos humanos, promoviendo el reconocimiento, el respeto y la valoración social de la diversidad porque ninguna sociedad que se presuma democrática puede desarrollarse sobre la base de la humillación y la exclusión de un grupo de su población, en este caso grupos con orientaciones sexuales e identidades de género disidentes.

PORTADAS FACEBOOK 01

El reconocimiento de la igualdad en dignidad y derechos de la población LGBTI+ es un gran avance social, cultural, jurídico y político que hemos conquistado en la Argentina y en una parte creciente del mundo desde aquella revuelta de Stonewall. Hoy somos un movimiento global y, en nuestro país nos hemos constituido en un actor social y político relevante. Tenemos el respaldo de nuestra comunidad y de la mayoría del pueblo argentino que ha decidido abrazar la causa de la igualdad y la libertad, contra toda forma de violencia y discriminación por orientación sexual e identidad de género, contra cualquier forma de intolerancia, hoy amenazada por las ideologías que promueven el odio hacia la diversidad y el feminismo, y niegan la existencia misma de las infancias y adolescencias trans.

En Argentina también tenemos nuestra historia. Antes del “Cordobazo” (1969), bajo la dictadura del General Juan Carlos Onganía, ya se había gestado el Grupo Nuestro Mundo (1967), la primer agrupación política homosexual, de origen obrero, que luego confluiría en el Frente de Liberación Homosexual (FLH), que se disolvió bajo la sombra del golpe militar del ´76. El terrorismo de Estado operó contra la incipiente visibilización en los años 60 y 70 de las identidades disidentes. Esa dictadura, como parte del autoritarismo político impulsó una represión moral sobre nuestros cuerpos y deseos a disciplinar, blancos facilitados de operativos policiales de la época, de secuestros, y también, cuerpos sobre los que se ejerció una mayor brutalidad en las torturas recibidas cuando se trataba de detenides-desaparecides. Restaurada la democracia, la represión y violencia del Estado contra nuestra comunidad, así como habían estado presentes antes del golpe, perduraron.

PORTADAS FACEBOOK 04.jpg

En la etapa pos dictadura, las organizaciones gays, lésbicas y trans se reorganizaron con fuerza y aportaron al mejoramiento de la democracia y la ampliación de las libertades, luchando por la derogación de los edictos policiales que criminalizaban abiertamente la homosexualidad y el travestismo y las detenciones por averiguación de antecedentes; y combatieron el estigma y la discriminación que se asociaron al VIH en los comienzos de la epidemia, y a quienes pretendieron, a su vez, asociar el VIH con la homosexualidad. Consiguieron también que su existencia fuese reconocida por otras organizaciones de derechos humanos. Más recientemente, logramos la sanción del “matrimonio igualitario”, que impulsó un cambio de paradigma jurídico y cultural que fue sucedido por nuevos debates y nuevas conquistas, como la Ley de Identidad de Género que es reconocida entre las mejores del mundo, el reconocimiento a la diversidad familiar, el acceso las técnicas de reproducción humana asistida sin discriminación por orientación sexual y un nuevo Código Civil que da un marco legal de mayor igualdad y libertad.

Hoy, seguimos siendo un movimiento joven, hemos logrado importantes conquistas, pero aún tenemos el desafío de hacernos fuertes como movimiento y defender y proteger los derechos de las personas LGBTI+ en un contexto de embate de los sectores antiderechos y los conservadurismos religiosos. El uso político de las religiones para sostener el régimen de sexo género heterocisexista es la reacción a los avances del movimiento LGBTI+ y del feminismo; de la lucha contra el patriarcado que está siendo revitalizada por la juventud y les adolescentes que interpelan y exigen la misma libertad para todas las identidades y géneros, desafiando relaciones de poder milenarias que se sostienen a costa de la opresión y desigualdad de género.

Tenemos el desafío de hacernos fuertes en esta coyuntura porque es la misma que la del empeoramiento de las condiciones de vida de la mayoría de la población, lo que afecta de modo particular a la población LGBTI+, especialmente a la población travesti trans, que se encuentra en una situación de vulnerabilidad social incrementada, ante el vaciamiento de contenido, el desfinanciamiento y el ajuste de las partidas presupuestarias destinadas a políticas públicas, programas y organismos que deben garantizar el acceso a los derechos de la población LGBTI+, lo que afecta gravemente el acceso al derecho a la salud, al trabajo, a la no discriminación y a la inclusión social, entre otros. Todo ello en el contexto de un aumento de la violencia, sobre todo institucional, contra la población LGBTI+ y los crímenes de odio hacia travestis y trans.

Continuaremos la exigencia constante del pleno respeto a los derechos humanos de la población LGBTI+ y sumaremos nuestra energía militante a poner fin al avance neo conservador, luchando por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, defendiendo la educación sexual integral, la salud sexual y reproductiva y los derechos de la diversidad sexual y las mujeres.

Celebramos diez años de orgullo y lucha en la tradición y en memoria de les pioneres de Stonewall y Nuestro Mundo. Nos impulsa la conquista de la igualdad en dignidad y derechos de todas las personas porque deseamos vivir en diversidad entre todes, sin que a nadie se le coarte su libertad de ser quien es. Sumate!

PORTADAS FACEBOOK 02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s