Escenario 1

“100% Diversidad y Derechos” cumplió 10 años de vida como organización de defensa de los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI+) y lo celebramos el pasado viernes 28 de junio en el Club Atlético Fernández Fierro de la Ciudad de Buenos Aires, en coincidencia con los 50 años de la revuelta de Stonewall.

Fue un día cargado de emociones que comenzó con el fallo lesbofóbico contra Mariana Gómez y siguió con la marcha contra los travesticidios y transfemicidios que culminó en el Congreso de la Nación. Por ello, este festejo fue un marco de unión, reclamo y puesta en valor de estos 10 años de lucha, donde activistas de 100% Diversidad y Derechos y de otras organizaciones del movimiento LGBTI+, representantes de organismos de derechos humanos y de organizaciones sociales, sindicales y políticas nos encontramos en el compromiso con nuestras militancias.

Fueron ingresando al salón, a través de una extensa alfombra verde que modificó el color de la tradicional “red carpet” en clave de lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, entre otres, Nelly Minyersky, experta en derecho de familias y Socia Honoraria de 100% DyD; Lita Boitano y Sandra Moresco, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas; Gastón Chillier, Director del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la militante de derechos humanos, Gabriela Alegre. También nos enviaron su saludo Abuelas de Plaza de Mayo y Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

También estuvieron presentes las ex diputadas Vilma Ibarra – una de las autoras del proyecto de matrimonio igualitario -, Diana Conti y María Luisa Storani y la ex titular del INADI, María José Lubertino. En representación de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires se hizo presente Karina Nazabal, Secretaria de Políticas de Género, Niñez y Adolescencia.

Queremos agradecer especialmente a nuestres hermanxs de activismo, la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), Conurbanos por la Diversidad (CXD), Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), Brandon, La Rosa Naranja, 7 Colores, Bachillerato Popular Mocha Celis, Puerta Abierta, La Sublevada del Nuevo Encuentro y La Campora Diversia de la Provincia de Buenos Aires, entre otras.

En el escenario del CAFF, brillaron Sandro King, Meneo Migrante Marica(MMM), Macha Kiddo y el Dj Ale Berón, además de un grupo de Drag Queens encabezadas por Chika Mala. También hubo un momento para la reflexión, a través de un video que resumió los principales logros de la organización y la lectura de un documento que estuvo a cargo de Martín Canevaro, Hernan Arrue, Andrea González, Florencia Feldman, Gonzalo Goberna y Greta Pena, que reproducimos a continuación:

Cumplimos 10 años, todes quienes sentimos a 100% como lugar de pertenencia colectiva. Así que un primer brindis poliamoroso: “Feliz aniversario para todes!!!”

Nuestra organización cumple años, hace ya 10 vueltas al sol que decidimos apostar a lo colectivo, a la política, a les otres, para que nuestras identidades sexuales y de género no se interpusieran en el camino de nuestros deseos; y en cambio, nos empujaran a luchar por un mundo en que para todas, todos, todes:  la libertad, la dignidad, , el amor, la familia, la infancia, les amigues, el barrio, el club, las pasiones, el trabajo, la educación, la salud y por qué no los sueños, fueran igual de realizables que para el resto.

Y este grupo político, las personas que forjamos 100% todos los días vivimos y llegamos a este aniversario felices, emocionadas, y sobre todo, mejor preparadas y con más fuerza y orgullo para la lucha que cuando empezamos.

Y eso, creemos, es por varios motivos que le dan sentido este festejo:

Escenario 4.jpg

. El grupo. Como saben, somos diversos entre nosotres. Somos lesbianas, bisexuales, gays, travestis, trans, no binaries, y más… porque así fue nuestro encuentro cuando empezamos a ser más que la suma de las partes. No fue impuesto o premeditado, se dio… a primera vista. Literalmente, nos teníamos vistos, vistas; sobre todo de espacios políticos partidarios, y de los más diversos e incluso de sectores internos contrarios, lo cual es una fuente inagotable de chicanas y carpetazos. O sea, éramos y somos un grupo diverso, también partidariamente. Y esta diversidad tampoco fue buscada, pero sí ayudó a que nos encontráramos y a que la definiéramos como una identidad grupal, como la mejor vía, en nuestro tiempo histórico, para intentar incidir políticamente en el sistema de poder donde se definen gobiernos, mayorías, decisiones de Estado.

Y también fue una definición, y es una convicción, reivindicar la pluralidad de identidades LGBTI+, y el ejercicio de la convivencia entre esas biografías disidentes, porque entendemos que se trata de una convivencia política que, , nos enriquece en la lucha contra el patriarcado y su heterocisexismo.

Y el grupo creció sostenido en esas pluralidades y, desde nuestros inicios hasta hoy, supo decidir en cada momento, sobre todos los críticos, privilegiar lo grupal. Es decir, cómo saldar conflictos y tensiones haciendo de 100% una organización más fuerte para una lucha todavía desigual, una organización que no se equivocara de enemigo, ni de batalla.

. Las personas. Y como se trata de un grupo humano, se trata de nosotres. Y bueno, además de LGBTI+, tenemos múltiples identidades, como todes; pero sobre todo, somos de muchas maneras. Somos divinas, insoportables, divertidíximas, infumables, amables, ácidas, calladas, rayadas, solidarias, ansiosas, mariconas, incansables, intensas, intensas, intensas…  . Lo importante es que, evidentemente, si sobrevivimos 10 años juntes, nos compensamos.

Y lo logramos, quizás, porque nos importa ser buenas personas, o sea, cuidarnos y cuidar al otre. Por supuesto nos mandamos cagadas, como todes, pero tenemos claro que no hay grupo posible sin calidad humana. O por lo menos no hay grupo que pueda impulsar transformaciones sociales para la libertad de ser de todes, si no lo conseguimos con nosotres mismes.

Y quizás sea también, como muches compañeres de ciudades y provincias del país nos lo han dicho, lo que ha sido clave para armar, consolidar y que siga creciendo la red nacional 100% con presencia en todas las regiones, y en 14 ciudades y provincias del país.

Escenario 2

El movimiento. Cuando fundamos 100%, ya habían pasado 40 años de Stonewall, pero también  42 de Nuestro Mundo, el primer grupo político homosexual  , y el Frente de Liberación Homosexual (FLH) y su histórica bandera “Para que reine en el pueblo el amor y la igualdad”, sostenida y resistida ante el “No somos putos, no somos faloperos” que se coreó en la plaza de mayo de la asunción de Cámpora en el ´73;  y también ya era parte de la memoria colectiva Carlos Jáuregui, símbolo del orgullo como respuesta política a quienes nos confinaban a la vergüenza, y de lucha contra el estigma y la discriminación que se asociaron al  VIH en los 80 y pretendieron, a su vez, asociar el  VIH con ser homosexual.

Habían pasado esos años ´80 pos dictadura, con las organizaciones gays, lésbicas y travestis reorganizándose con fuerza, , luchando por la derogación de los edictos policiales que criminalizaban la homosexualidad y el travestismo y las detenciones por averiguación de antecedentes. Luchas que siguieron en los ´90, cuando además se peleó por el derecho a organizarnos, a una personería jurídica que le fue negada a la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) con el argumento de que su objeto social era “contrario al bien común”, según la Corte menemista, con excepción de Petracchi y Fayt, que 15 años después revirtieron esa jurisprudencia, esta vez, a favor de la ALLIT de la querida Lohana Berkins.

Y también ya se había conseguido, hacía ya 7 años, la Unión Civil para parejas del mismo sexo, empujando desde la Ciudad de Buenos Aires, los primeros debates por la igualdad de derechos civiles.

Lita 2
Lita Boitano de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas y la militante de DDHH Gabriela Alegre.

Es nuestra historia del orgullo y la lucha, son quienes pusieron en riesgo su vida y su integridad, resistieron y vencieron ser delito, enfermedad y también pecado. Son nuestra memoria, nuestra identidad colectiva y lo que nos hace parte del movimiento de derechos humanos.

Son parte de 100%, de lo que hicimos y fuimos estos 10 años para aportar a que este movimiento creciera. Siempre nos importó estar a la altura de una lucha que consideramos vital para una democracia, para vivir nuestra diversidad sexual y de género como una más, pero sabiendo que somos parte de una larga historia que nos consideró menos que al resto, y que por tanto no le importo el  ocultamiento, la discriminación y la violencia, y que esa historia tiene vestigios en el presente. Y por lo tanto, siempre nos importó estar a la altura de la responsabilidad de defender los logros conquistados, y del compromiso con ir por más, por todo.

. Nuestro tiempo histórico. Una aclaración breve: esta es la parte larga de este discurso, sepan disculpar, pero son 10 años, y más intensos que nosotres, pero lo valen. Bueno, empecemos.

En 2009, todo comenzó con nuestro debate fundacional, o sea que ya saben que ganó el “sí”: si formar, o no, una ONG LGBT; no fue de aburrides, sino porque se venía la lucha, en eso todes coincidíamos, por el matrimonio igualitario. Y bueno, casi contra nosotres mismes, poco amigues que éramos del mundo de las ONGs, finalmente también coincidimos casi que sacrificarnos, y  que era fundamental sumar nuestra experiencia como militantes políticos a la sociedad civil organizada, manteniendo a su vez cada une su pertenencia partidaria.

Nelly
Dr. Nelly Minyersky, socia honoraria de 100% Diversidad y Derechos

Y se vino nomás el debate al año siguiente. Al principio no sabíamos que íbamos a disfrutar una conquista histórica, pero sí hicimos de todo para lograrlo, y cuando decimos de todo, queremos decir “de todo”. Algunas cosas aún no las podemos contar, quizás cuando sean los 20 años, quedan todes invitades. Pero sí podemos compartir hoy que no fueron solo manifestaciones, marchas, prensa, recorrer despachos legislativos, audiencias públicas, festivales, cartas del “sí, quiero”, con la memorable Carta a la Real Academia Española de Claudia Piñeiro, denunciado la “apropiación” de la palabra “matrimonio” y explicando por qué la batalla por la palabra era la batalla por nuestra existencia; no se trató solo de amparos y casamientos  como el denuestros compañeres Martín y Carlos (que nos hizo correr del registro civil´, así todas espléndidas vestidas,  a la discusión en la comisión la Cámara de diputados,)o el de Norma y Cachita (a quienes ni siquiera separó la muerte, así de rebeldes son ellas).

Fueron sobre todo días y noches de imperdibles debates políticos de estrategias, decisiones, argumentos, reuniones, entre nosotres y con otras organizaciones del movimiento que también fueron parte y protagonistas; y fue una tarde en particular que contó con la valiosa presencia de compañeres de España, y así como había estado Pedro Zerolo,  cuando decidimos que era matrimonio o nada, ante la “oferta”, trampa, de la unión civil.

Evidentemente tuvimos éxito, se consiguieron los votos, con la alianza transversal e indispensable de las mujeres diputadas, claves como autoras de proyecto, autoridades en la comisiones cabeceras, militando en sus bloques y en el recinto: Vilma Ibarra, Juliana Di Tullio, Diana Conti, María Luisa Storani, Marcela Rodriguez, Silvia Ausburguer (aunque ya no era diputada). Y luego, también una mujer, presidenta, que promulgó esta ley y ayudó, sobre todo en el Senado, tierra de gobernadores, a ser mayoría.

Y ganó la igualdad, que era lo único que estaba en juego; ganamos nosotres pero también la sociedad toda, porque perdió la hipocresía, y la discriminación, y también las jerarquías de las Iglesias y su profesía de la destrucción que tanto daño hizo, sobre todo a las personas creyentes.

Gaston CELS
Gaston Chillier, Director del CELS.

Y por esa contundente victoria legislativa, y del movimiento LGBT como actor político, vinieron otras tan importantes como aquellas:

La primera, la Ley de Identidad de Género, imprescindible, reparadora. Y reconocida internacionalmente entre las mejores del mundo. 100% acompañó al Frente Nacional Por la Ley de Identidad de Género, con Lohana Berkins y Diana Sacayan a la cabeza, y nuestra compañera Alba Rueda, aportando siempre a la mejor ley y al consenso.

De la mano de esa ley llegó el DNU 1006/2012, para quienes ese número no diga nada, fue la posibilidad de reconocimiento de la identidad familiar, de sus dos mamas, para hijos/hijas inscriptos a nombre sólo de la gestante, por haber nacido antes de la ley de matrimonio igualitario y de que sus mamás pudieran, si querían, casarse. Este sí es como un hije de 100%, y de la organización Les Madres, y fue una construcción jurídica de las Dras. Jessica Kopyto, Nelly Minyersky y Marisa Herrera, también incansables convencedoras de ministros, en plural, y a quien circulara por los pasillos de Casa Rosada, si era Zannini, mejor.

Y luego también la ley de acceso y cobertura a las técnicas de reproducción humana asistida sin discriminación por orientación sexual, identidad de género y estado civil. Una ley que peleamos desde 100% fuera de derechos reproductivos, y no de enfermedades, Y finalmente, 2015, un nuevo Código Civil y Comercial, que reconoce a todas las famlias, en plural, iguales en derechos, derribando mandatos biologicistas, patriarcales, y heteronormativos.

El 2015 también quedó signado porque por fin se terminó con la discriminación para donar sangre, y se reglamentó la ley de IG en la parte de salud, ambas decisiones dilatadas por el Ministerio de Salud por años y habilitadas por el Dr. Gollán apenas asumió y escuchó nuestros reclamos. Sabrán entender qué ministro no lo hizo.

Y lamentablemente, no muchas más conquistas legislativas que celebrar, ni de las otras, luego de 2015 en nuestro país.

Sólo una funcionaria de la provincia de Bs As, mujer, joven y muy valiente, Romina Rodriguez, que en soledad y a contramano del Consejo Federal de Registros Civiles, terminó con la discriminación, que en el resto del país mayoritariamente continúa, en los trámites ante el registro civil. Lo que sí hubo, como saben, de 2015 hasta hoy, fue la reacción a los avances del movimiento LGBTI+ y del feminismo por parte de sectores antiderechos y los conservadurismos religiosos, aquí, y en la región.

Porque estas conquistas legales, fueron también militancias territoriales, sociales, culturales; tuvimos encuentros regionales y nacionales de familias LGBTI+, activamos por nuestro acceso a la salud y a la educación . Hoy hay marchas del orgullo en ciudades del país donde antes había vergüenza.

Grupal 3

 

Y como esas militancias son codo a codo, y cada día, y se trata de multiplicar y fortalecer, organizamos, y ya vamos por nuestra tercera camada de egresades, nuestra Escuela en Diversidad y Derechos, de activistas para activistas. Y este año sumamos el campus virtual, una herramienta pedagógica que nos permite llegar a todos los lugares, y ser muches más.

Tenemos el desafío de hacernos fuertes en esta coyuntura de lucha contra el patriarcado y los conservadurismos religiosos porque es la misma, y no por casualidad, que la del empeoramiento de las condiciones de vida de la mayoría de la población, lo que afecta de modo especial a  nuestro colectivo, a las compañeras travestis trans, en una situación de vulnerabilidad y violencia institucional y social incrementada.

Y para eso, como es aquí, pero es en la región, y en el mundo, 100% también viene trabajando con organizaciones de otros países de la región, y de más allá.

Vieron, 10 años intensos… y como dijimos que vamos por más, quedan dos cosas por mencionar:

. Las relaciones con otres actores sociales y políticos. Esperemos que a esta altura haya quedado claro, habiendo pasado ya 50 años de aquel 28 de junio de la revuelta de Stonewall y el inicio de las marchas del orgullo, que ese orgullo no es vanidad, sino lucha, resistencia y rebeldía por la igualdad. Y que así como Stonewall, y como toda lucha, es hija de una época, nuestras conquistas estos diez años, así como las anteriores, también lo son. Y por lo tanto, dimos y damos esas luchas con otras, otros, otres actores sociales y políticos.

salon

Con las abuelas, madres de Plaza de Mayo y Familiares, las primeras en el movimiento de DDHH en sumarse al pedido intersectorial por el matrimonio igualitario. Y en hacernos parte del gran movimiento por los derechos humanos. Y también acompañando los reclamos por el reconocimiento de nuestras identidades familiares.

Con las y los docentes, y sus gremios. Aliadas imprescindibles en las escuelas y en la calle..

Con artistas, de la música, del teatro, la televisión, el cine, la pintura. Con escritores y escritoras. Trabajadores, trabajadoras de la cultura que ampliamente nos apoyan y hacen propia nuestra lucha .

Con sindicatos y trabajadores y trabajadoras que sumaron a sus reclamos los de la diversidad.

Con Universidades e investigadores, investigadoras que demuestras que tenemos buenos argumentos y motivos.

Con el movimiento feminista, del que nos consideramos parte, porque está en la raíz de nuestro movimiento LGBTI+, y con quien haremos caer, cada día un poquito más, al patriarcado. Con ellas, elles, defendemos la ESI, y lograremos que sea ley el Aborto Legal Seguro y Gratuito.

Si algo tiene de político nuestro movimiento LGBTI+ es la construcción de estas luchas, las nuestras y las de todes, en clave colectiva, para empujar debates y decisiones de poder, tensionando al sistema de representación partidaria a nuestro favor, a hacer suyas estas luchas, para ser mayoría.

. Algo de Suerte… Y acercándonos al final de este momento, digamos que también nos acompañó, a veces, la suerte. Porque no es que nos entreguemos al destino ni nos pongamos en manos de ningún Dios, pero lo cierto que el azar, las casualidades, plazos que se extienden a último momento, vuelos que se cancelan, o se agregan, calles o pasillos que nos cruzan con la persona que buscábamos, de nuevo plazos que se extienden, leer un mail que ya no usamos y encontrarnos con información muuuy importante, y justo a tiempo, y plazos que se extienden, de nuevo… en fin. Algo de suerte tenemos que decir que tuvimos.

Lo que sí, es creer o reventar, pero la lluvia patriarcal nos viene aguando cuanta marcha feminista y LGBT hagamos, sea invierno, verano, o no binarie.

 

Para terminar, decirles que hay algo en lo que sí creemos todes nosotres en 100%, y seguramente todes ustedes que nos acompañan hoy, como lo vienen haciendo todo este tiempo, y de lo que también son muestra quienes se oponen a nuestros avances:

Estamos del lado de la libertad.  Y por eso la lucha y el orgullo son con alegría, sin odios pero sin condescendencias, sin claudicaciones, y todas las veces que haga falta:

Por el cupo laboral travesti trans!
Contra la violencia por prejuicio y los crimenes de odio!
Por la absolución de Mariana y de Higui!
Por una ley antidiscriminatoria que no incluya a todes!
Por el acceso real a la Educación Sexual Integal!
Por el aborto legal, seguro y gratuito!

Allí nos vemos! Feliz aniversario! Salud!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s